sábado, 7 de diciembre de 2013

por un instante


Me coloco
frente al cuaderno
con la impaciencia de un rito.
Para escupir
el veneno
todo lo que experimento
para tratar de expulsar
esta incertidumbre
que hay 
por dentro 
de mi pecho

encontrar palabras
con las que pueda,
de algún modo,
transmitir todo lo que siento
formar una columna
de palabras
de apariencia informe
y darme paz
calmarme
por unos momentos

todo esto me distrae
y por un instante
no eres
lo único que siento:

No eres
lo único
que siento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada