viernes, 27 de noviembre de 2015

Hoy te he visto


Hoy te vi,

como que hoy
la vida
me hizo un regalo
y pasé la tarde contigo
Estás todavía más guapo
de lo que nunca
me había dado cuenta
antes.

Ojalá
tú también
me hayas visto.

lunes, 3 de agosto de 2015

Las dos caras de la luna



Esta noche
no veo la luna
desde donde yo
la estoy mirando

mi terraza es minúscula
y el edificio anguloso
colmado de puntos ciegos

ella a mí, lo sé,
sé que siempre
me está mirando

me devuelve la sonrisa

no oigo apenas nada

observo,
callada,
una nube

me he dado la vuelta
para buscar algo

-y ya no es
nunca la misma-

el color
se le parece
pero tiene distinta forma

Ambas
me preguntan
¿De qué te quejas?”
¿Que de qué me quejo?”
-Pregunto-

parece mentira
que
no
haya
aprendido nada.

lunes, 19 de mayo de 2014

metapoesía

Ahora que cae
la tarde
y la sombra de la casa
parece más grande 
que la casa
la sombra de la casa
parece más grande
que la casa
miro hacia la derecha
qué bonita
quedaría
una caseta para pájaros
en ese árbol
para esos pájaros
que llevan nuestros deseos
de un corazón
a otro corazón
hace no demasiado tiempo
dije a unos niños
que desearan en bien grande
y se lo dijeran
a la caseta blanca y azul
que el pájaro
que llevaba los secretos
llevaría sus deseos
de corazón a corazón
la sombra de la casa
parece más grande
que la casa
tan sólo lo parece
pero no lo es
miro de frente
y pido al viento
llévate
este humo
lejos
lejos de mi falda
recién tendida
lejos
de los pliegues de mi falda
que bailan
con el viento
con la música
del cuco
con la música
de la ciudad
con la música
del cortacésped
con la música
del cielo
con la música
de las voces
de los deseos
de todos
los niños
del planeta

-también los míos-

Por favor,
déjame limpia
para escribirme
en todos
los poemas.

martes, 13 de mayo de 2014

Mi MDMA (o mi meta)


Puedes
imaginar
todas las veces
¡Qué más quieres!
Voy a seguir
llamando
a seguir
preguntando
No habrá
límites,
no habrá barreras...
No habrá
fármacos
ni diagnósticos
que me separen
de mi META.
Mi MDMA
voy a hacerte
la quimio
encima
de la encimera
de la cocina
recién ensuciada.
Voy a estar
esperándote
afuerta
para cuando despiertes.
No temas
no hay miedo
sólo hay tiempo
para compartir
nuestra falta de sueño.
¡Tenemos
muchas cosas
que hacer
como para perder
el tiempo
dormitando!

Un hogar
no se construye
de violetas
o gelatina.
Tampoco
le nacen pecas
a la luna
por la cara
tú y yo
vamos
de la mano
no hay luz
fluorescente
que nos ciegue
no habrá luz
de tubo fluorescente
que titile
no habrá luz
(ya te lo he dicho,
-ya ves, que a veces,
me pongo un poco pesada-)
no habrá
bombilla
de neón
que justifique
una sola
ausencia tuya
de mi cama.
Ni habrá más silencio,
te lo digo
porque ya sabes tú,
que yo,
lloro lágrimas
de chocolate
pero por ti
no pienso derramar
ni una.

(P.D. Eso sí, si no son de placer.)

con esta tristeza

Con esta tristeza
no voy a ninguna parte
hoy no me he vestido
lo más guapa posible
porque ella estaba
pegada a mí
me acompañaba todo el rato
Por más patadas que he tratado 
de darle

Hoy, ahora
esta tristeza
me acompaña
y con ella
he decidido que pienso llegar
a muchos sitios.

Se acabó eso de que
si tú vienes
ya no voy a ninguna parte.

Yo también puedo pegarme
a ti con alegría
y hacerte la vida imposible.

Yo también puedo
ser tu verdugo:
voy a cantar,
a bailar,
a jugar
y a divertirme
con el entusiasmo
todo ello, delante de tus narices

Chisssst Te digo yo
que a esta tristeza
le arranco yo una sonrisa
Chisstt o si no,
al tiempo.

viernes, 9 de mayo de 2014

una casa o un pozo


¿De qué
voy a escribir
si no es
sobre lo que
me acontece?
Camino
pesarosa
como
llorando
en cada aspiración
y riendo
locamente
en el proceso
complementario.

Me he sentado
en un banco
a la sombra
de unos árboles
de los que
no podría,
-puesto que no lo sé-
decir el nombre.
Me faltaban
fuerzas
para llegar
hasta casa.
Esta casa
que a veces
se convierte
para mí
en un oscuro pozo
con una luz
de farol
colgado
en lo alto,
pero cuya
visibilidad
está cegada
por unas pesadas
puertas de hierro.
A veces
imagino
que sigo escondida
ahí abajo
y que no quiero
que me encuentren.

domingo, 4 de mayo de 2014

Tempus Fugit

"El tiempo es la imagen de la eternidad en movimiento."
Platón

Me han hablado
del tiempo
otras veces.
Y me han hablado
de él
en muy distintos
términos.

Algunos hablaban
sobre todo
de la escasez,
de la falta de tiempo,
de la adversidad,
desde la prisa...
del destiempo.

Muchos otros
no hablaban
hacían burbujas
diminutas
o enormes,
sólo jugaban
a sumergir
la palma
de la mano
en arena.

Muchos otros
preferían
 hablar
de la relatividad
del espacio
y de la del tiempo.

Mil y un críticos
conversaban
de lo que alguien
decía en algún manual,
o algún ensayo muy docto
acerca del tiempo.

Los más sabios
no hablaban.
Haciendo honor
a su nombre,
sabían
cómo crear
una obra de arte
sin escatimar
y sin derrochar
futilmente tampoco
unos instantes preciosos...
Todo
lo absorbía
la creación
-de la belleza-
de ese momento.
Sólo entonces
era el momento
en el que podíamos
desprender
ese fruto ya maduro
de este anciano árbol,
de este perfecto
don
de la naturaleza.

Era entonces
y es ahora,
acabada
la escultura
cuando podremos
acariciar
la piedra labrada.

carne resucitada

Degusto
cada manjar
con voracidad
y delicadeza

Disgusto
cada manojo
con velocidad
y displicencia

Vetusta
la carne de hoy
-rehogada-
(en un día
de niebla)

resucitada
a la intemperie.



freakshow

Ha amanecido
la colmena
codifica la luz.
En realidad,
hoy llueve,
a ratos escampa...
A través de esos
ventanucos octogonales
no veo más que vaho

Siento la humedad.

De repente
un zumbido
me aleja

la humedad
y la colmena.

No hay miel
en estos recintos
refinados.

Una ventana
da a un edificio
plantado frente
a una carpa.
Los equilibristas
ya se bambolean
sobre el monociclo.
Entre un techo
y una azotea
atravesadas por un pino

El techo
de la tienda
es de amapolas
-la cuerda es
más bien floja.-
y el cielo,

sobre este hilo invisible,

es sólo nubes.

jueves, 10 de abril de 2014

lo que sé

Yo no sé muchas cosas,
tampoco necesito
conocerlo todo
lo que si sé
es dónde está ese botón
que definitivamente activa
un mecanismo incontestable:

Un simple apretón de manos basta

- hay tanta información
que se desliza,
y no quiero entretenerme
en los detalles accesorios -

a veces me parece
que un simple
"sí",
o un "por favor",
o un "gracias"...
escondido en unas lágrimas

que aún quieres borrarte

son todo lo explicable;
que un simple toque de calor
es mucho más que suficiente;
que ahora en Google
los niños lo encuentran todo...
(y esto es magia)

Por eso a veces
cuando paso a paso
me re-arraigo

Me digo:
Ha sido mucho
más que suficiente

para que esta poesía
tenga que callarse.
 

miércoles, 8 de enero de 2014

no sabes aún

Tienes
unos ojos
muy lindos

tienes carita
de loco

te mueves
con el cuerpo
encogidito
como si
molestaras
al aire.

No sabes aún.
No lo sabes.
Yo tampoco
sé nada.

llega

Él llega

(en mi poema
todo puede ser
como yo invente)
y él llega,
bueno, no
de momento
todavía
no está llegando.
Sin embargo,
cuando llega
coge 
con ternura
el cuaderno
y besa apasionadamente
el poema. 

Llega y dice
que es buen momento
para aplaudir
a las almas.

jueves, 2 de enero de 2014

reinventarme


Reinventarme
a cada rato,
desechar
lo que no aporta.

Y esperar
que de esta prueba
salga exitosa,
que surja un
nuevo reto.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

ríe


Sonrío.

Estoy en mí
y estoy en todos.

Soy el Alma 
Universal
que revienta
a risotadas

cuando pierde
al escondite.

lunes, 16 de diciembre de 2013

un cuerpo de atracciones


Aguijoneada
y henchida
me dejaste
la otra noche.

Yo era
dos cuencas oculares
volcándose
a destiempo
del susto, 
amoratadas.
Dos globos, 
desinflándose,
atados
a una cuerda áspera.
-anclados a la tierra-
esclavos
de la ingravidez robada.

Yo era
metamensajes
en mi mente,
deseos
todos mudos.
Una energía bullendo
pero apresada.

Yo era un loco
que se mira
en un espejo
cuando mira lo que anhela
y no lo alcanza.

Yo era ganas
de comerte,
de contarte
las costillas
con los dedos.
Yo era un
léeme la mente,
o un “tonto
el que lo lea”
y “acércame
las manos”
como si agarrásemos
ambos
un cuchillo:
yo el filo
y tú el mango.

Yo era
tan sólo un bulto
tan minúsculo
jugando a ser 
un rombo
perdiéndose 
en el tiempo.
Venciendo 
la inventiva.
Mendigando
a las puertas
de un banquete.

Yo era todo el miedo,
era el fracaso
antes de quitarse
la careta.

Yo era un ansia
en su juego silencioso.

Soy ahora dos ojos
que se duelen
de no tener
bocas minúsculas
para hablarte.

Y tú.
La otra noche 
lo eras todo.
Una risa enfática 
y templada,
una puerta abierta
a un cuerpo
de atracciones.

romper la distancia


Quiero romper
la distancia
que me separa
de la experiencia.

De verdad,
quiero romperla,

                  -lo digo muy en serio-

pero que,
por favor
la realidad
no me salpique
demasiado.

sábado, 7 de diciembre de 2013

el grifo del bidé


Hasta la forma
del grifo
del bidé
me recuerda
cuando lo limpio
con la angustia
de quien limpia
concienzudamente
para eliminar el rastro
de un sentimiento escurridizo

-entre los dedos-

cuando limpio
el grifo del bidé...

y pienso que acaricio
su pene suavísimo.



Afterword

Y escucho
en mi cabeza
al puto Joaquín Sabina
que me repite:

                 “yo
                       no
                         puedo
                           enamorarme
                     de
                ti.”

mira


Mira
lo que soy capaz
de hacer por ti.

Soy capaz de todo.

Soy capaz
de ser un monstruo
para que no me quieras
y soy capaz
de amputarme las ganas
de estar pegada a ti
de nacerte
a olas en el vientre.

Aunque a veces creo
que no puedo nada...

Puedo irme
y pensar 
que esto es lo propio
puedo dejar
que mi deseo se ahogue
que se me muera
puedo coger el coche
y no dar un sólo cabezazo
contra el volante,
mantener la cabeza erguida.

Puedo irme
a mi puta casa
                   -puedo incluso
                             renunciar a ti-

aunque ya no sepa dónde...

no hay nada más


Imagino
que me envías mensajes
en forma de silencio
o indiferencia
que ese es tu mensaje.
E intento descifrarlos
buscar el sentido
ese código oculto
o quizás,
de algún modo,
entenderlos.

Pero no puedo evitarlo,
me cuesta aceptar
que has roto
todo el flujo:
que no hay nada más
que vayas a decirme.

por un instante


Me coloco
frente al cuaderno
con la impaciencia de un rito.
Para escupir
el veneno
todo lo que experimento
para tratar de expulsar
esta incertidumbre
que hay 
por dentro 
de mi pecho

encontrar palabras
con las que pueda,
de algún modo,
transmitir todo lo que siento
formar una columna
de palabras
de apariencia informe
y darme paz
calmarme
por unos momentos

todo esto me distrae
y por un instante
no eres
lo único que siento:

No eres
lo único
que siento.

miau


Esto
no es un poema:
Es un llanto
sosegado
un lloro lento
y difuso
que se estira
como un gatito
por las líneas
de este cuaderno.
Extenso,
bosteza
y mueve el hocico,
se relame
la leche de los bigotes...
y araña
si te acercas--
demasiado
deprisa.

domingo, 20 de octubre de 2013

Monfragüe, mon amour


He subido
hasta aquí
para gritar
y que mi amor
se lo lleven
los buitres
-por el aire-
y lo ofrezcan
como alimento
a sus crías.

He subido
hasta aquí
para que oigas
mi voz
entre las rocas
como el susurro
del aire
entre las hojas.

Y hasta aquí vine
para enseñarte
-el camino-
y que me encuentres:

para que sepas
encontrarme.