martes, 18 de junio de 2019

El regalo

Querido amigo:

Llevo tanto tiempo
sosteniendo este secreto
digo sosteniendo
y, la verdad,
quiero decir
amordazando

pensé que era
el mejor obsequio
este apresarlo con cautela
este hecho de ponerle
al compañero siempre leal
de mi corazón
una correa
este amputar de mi pecho
los esquejes y capullos
        - que no brotasen tiernos
          y libertos -
que no manase agua rediviva
para inundar así,
de flores, este pecho

No te haces una idea
de cómo circula una ráfaga
de aire luminoso,
                 presuroso,
                    inmarcesible

cuando he decidido
poner toda la cálida palma
en el mismo centro
de su húmeda abertura
y exponerlo, amplio,
al descubierto

No te haces una idea
No todavía

Tal vez tú no conozcas
lo pesado del regalo
y lo ligero de la entrega.

domingo, 22 de abril de 2018

Mis dos manos

Mis dos manos
ahuecaron
canas
teñidas de amor
y
un pecho amputado

pude estar en un lugar
-que es mío-
y, al tiempo,
no haberme movido
de casa

siempre
me desplazaba
           
/cuando la penumbra
            era ese escondite
            en el que apagarse
            para no ser vista/

y no quedaban
ni respiración

ni carne

Lo sabe

En el fondo
mi alma lo sabe
lo sabía y lo sabe

converso
siento mi cuerpo
siento la energía
inundando mi cuerpo

escucho música

decir lo que pienso
me produce
estar en calma

no puedo olvidarme de mí
para mí
por eso hago
esto ahora
hoy las cosas
estuvieron recolocándose

y lo sentí
no pude evitarlo

esa energía
me habita
me acompaña

yo quiero estar en la vida
abrazar su belleza
caminar hacia la inocencia
encontrar lo que busco:


                  lo que verdaderamente busco

Me gusto muchísimo

Me estoy enamorando

de mí misma
últimamente

Me gusté muchísimo
diciendo “basta”

frente a ese espejo